Comenzando en la Soledad

¿Como comenzar este principio? Un principio que ha de ser el primero en ser cultivado pero el último en la fila del recuerdo. Creo que comenzare en esta sala que se encuentra oscura y desecha por el ritmo salado de mi voz, con unas paredes pintadas de amor y soledad, y otras de traiciones y celos, esperando ser repelladas por alguna estrella cantante que brille mi corazón ciego. He de pasar sentado en esta silla que intenta cada día recordar su juventud, sin éxito alguna. A mi derecha, una copa repleta con néctar de vida, un líquido construido en esperanzas y fe, que espera ser besado por el desierto de mis labios, para que estos soñadores del último beso, se llenen de una música húmeda que despierta a los constructores que alargan el camino hacia la muerte. En mi izquierda un aire calido y seco que desvanece mis lagrimas antes de que lleguen a mis ojos. A mi espalda, la voz gentil de la tristeza susurrándome al oído, cantando mí nombre, mi desolación, y en su ausencia, la bufona felicidad sale de su tumba, solo para burlarse de mi falta de sonrisa y compañía. Pero aun así escribiré cada vez que lo interesante e inolvidable se me aparezca, y así imprimiré cada gota de angustia que nunca ha de conocer mis ojos, pues siempre secan o son consumidas por mi mudo corazón, acelerando el paso hacia la puerta de la muerte. 

Image

One thought on “Comenzando en la Soledad

Comment / Comenta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s